viernes, 18 de agosto de 2017

Eres un original

2017-08-18


Leer: Salmo 100
La Biblia en un año: Salmos 100–102; 1 Corintios 1
Reconoced que el Señor es Dios; Él nos hizo […]; pueblo suyo somos… (v. 3).
Cada uno de nosotros es un original de la mano de Dios. Nadie se hace solo. No existe persona que se haya vuelto talentosa, experta o brillante por sus propios medios. Dios nos hizo a cada uno. Pensó en nosotros y nos formó con su inefable amor.
Dios hizo tu cuerpo, tu mente y tu alma. Y todavía no ha terminado contigo; te sigue formando. Su propósito es que maduremos: «el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Filipenses 1:6). Dios te está haciendo más valiente, más fuerte, más puro, más pacífico, más amoroso y menos egoísta… la clase de persona que quizá siempre quisiste ser.
El «amor inagotable [del Señor] permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación» (Salmo 100:5 NTV). Dios siempre te ha amado («para siempre» se refiere también al pasado) y será fiel hasta el fin.
Has recibido un amor que dura eternamente, y un Dios que nunca se dará por vencido contigo. ¡Es una buena razón para tener gozo y venir «ante su presencia con regocijo»! (v. 2).
Si no cantas bien, simplemente, «[¡aclama] con alegría al Señor…!» (v. 1 NTV). 

Te doy gracias, Padre, porque estás obrando en mí. Me cuesta cambiar y, a veces, me pregunto si podré lograrlo. Sin embargo, sé que veré el crecimiento que estás produciendo. ¡Gracias!
El crecimiento espiritual ocurre cuando se cultiva la fe.

jueves, 17 de agosto de 2017

La promesa de un hogar tranquilo

2017-08-17
La Biblia en un año: Salmos 97–99; Romanos 16
Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente… (v. 4).
Sesenta y cinco millones. Esa es la cantidad de refugiados en el mundo hoy: personas que han tenido que dejar sus hogares por algún conflicto o persecución… la más alta que nunca. Las Naciones Unidas han pedido a los líderes que reciban a los refugiados, para que todos los niños reciban educación, los adultos puedan trabajar y cada familia tenga un hogar.
El sueño de hacer hogares para los refugiados en crisis me recuerda una promesa que Dios le hizo a Judá cuando el ejército asirio amenazaba sus hogares. El Señor le encomendó al profeta Miqueas que le advirtiera al pueblo que perdería el templo y su amada Jerusalén. Sin embargo, Dios también prometió un futuro hermoso.
Miqueas afirmó que, un día, el Señor llamará a los pueblos del mundo a sí mismo. No habrá más violencia. Las armas de guerra se volverán herramientas de jardinería, y todo el que responda el llamado de Dios tendrá un hogar tranquilo y una vida productiva en su reino (4:3-4).
Para muchos en el mundo actual, un hogar seguro es más un sueño que una realidad. Sin embargo, podemos confiar en la promesa de Dios de un hogar para los pueblos de todas las naciones, mientras esperamos, trabajamos y oramos para que esos hogares tranquilos se vuelvan una realidad.

Señor, trae paz a nuestro mundo y provee para las necesidades de tus hijos.
Dios promete a sus hijos un hogar tranquilo en su reino.

domingo, 13 de agosto de 2017

9º Dominigo de TRINIDAD. 13-8-2017 // 1 Reyes 17, 1-16; Lucas 1, 1-25; Hechos 20, 17-38 

v. 20 Pero no dejé de anunciaros nada que pudiera seros provechoso, ni de enseñaros en público y en privado.21 A los judíos y a no judíos les he dicho que se conviertan a Dios y crean en nuestro Señor Jesús. v22 y ahora me dirijo a Jerusalén OBLIGADO por el Espíritu, sin saber lo que allí me ha de suceder. v.23 lo único que sé es que en todas las ciudades a donde voy, el Espíritu Santo me dice que me esperan la cárcel y muchos sufrimientos.

Pablo es obediente al Espíritu Santo, a pesar de que le promete que va a tener muchos sufrimientos y la cárcel.



viernes, 11 de agosto de 2017

1... las obras de buenos y de sabios están en las manos de Dios. 
3... Por otra parte, el pensamiento del hombre está lleno de maldad; la estupidez domina su mente durante toda su vida; 
5... los que viven saben que han de morir, pero los muertos ni saben nada ni ganan nada ...
10Y todo lo que esté en tu mano hacer, hazlo con todo empeño; porque en el sepulcro, que es donde irás a parar, no se hace nada ni se piensa nada, ni hay conocimientos ni sabiduría.
12Por otra parte, nunca sabe nadie cuándo le llegará su hora: 
15Y en la ciudad vive un hombre pobre, pero sabio, que con su sabiduría podría salvar a la ciudad, ¡y nadie se acuerda de él!
16Sin embargo, yo afirmo que vale más ser sabio que valiente, aun cuando la sabiduría del hombre pobre no sea tomada en cuenta ni se preste atención a lo que dice. (Eclesiastés 9, 1. 3. 5. 10. 12.)
Pregunta: "¿Está mal tener imágenes de Jesús?"

Respuesta: 
Cuando Dios dio su ley a la humanidad, empezó con una declaración de quién es Él: "Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto", (Éxodo 20:2) con la advertencia de que Israel no debía tener ningún otro Dios sino Él. Enseguida Él añadió la prohibición de hacer cualquier imagen de cualquier cosa "que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra", (Éxodo 20:4) con la finalidad de adorarlos o de inclinarse a ellos. Lo fascinante de la historia del pueblo judío es que desobedecieron este mandamiento más que cualquier otro. Una y otra vez, se hicieron ídolos para representar dioses y los adoraron, empezando con el becerro de oro durante el tiempo que Dios estaba escribiendo los Diez Mandamientos a Moisés (Éxodo 32). La adoración de los ídolos no sólo alejó a los israelitas del Dios vivo y verdadero, sino que los condujo a todo tipo de pecados, incluyendo la prostitución del templo, orgías, e incluso el sacrificio de niños.

Por supuesto, el simple hecho de tener una imagen de Jesús en el hogar o en la iglesia, no significa que las personas están practicando la idolatría. Es posible que un retrato de Jesús o un crucifijo puedan convertirse en un objeto de adoración, en cuyo caso el adorador tiene la culpa. Pero no hay nada en el Nuevo Testamento que prohíba específicamente a un cristiano el tener una imagen de Jesús. Esta imagen podría muy bien ser un recordatorio para orar, para volver a centrarse en el Señor, o para seguir las huellas de Cristo. Pero los creyentes deben saber que el Señor no puede ser reducido a una imagen bidimensional y que la oración o la adoración no se ofrecen a una imagen. Una imagen nunca será una imagen completa de Dios, ni de mostrar con precisión su gloria; nunca debe ser un sustituto de cómo vemos a Dios o profundizar en nuestro conocimiento de Él. Y, por supuesto, incluso la más bella representación de Jesucristo no es nada más que la idea de un artista de cómo era el Señor.

Así que, no sabemos cómo era Jesús. Si para nosotros fuera importante el saber los detalles de su apariencia física, Mateo, Pedro y Juan, sin duda nos hubieran dado una descripción exacta, al igual que los propios hermanos de Jesús, Jacobo y Judas. Sin embargo, estos escritores del Nuevo Testamento no ofrecen detalles acerca de los atributos físicos de Jesús. Nos queda a nuestra imaginación.

Nosotros ciertamente no necesitamos una imagen para mostrar la naturaleza de nuestro Señor y Salvador. Sólo tenemos que mirar su creación, tal como se nos recuerda en el Salmo 19:1-2: "Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría". Además, debemos tenerlo siempre a Él delante nuestro, como los redimidos del Señor, santificados y justificados por su sangre derramada en la cruz. 

La Biblia que es la Palabra de Dios, también está llena de descripciones no físicas de Cristo, que captura nuestra imaginación y emociona nuestras almas. Él es la luz del mundo (Juan 1:5); el pan de vida (Juan 6:32-33); el agua viva que sacia la sed de nuestras almas (Juan 4:14); el sumo sacerdote que intercede por nosotros ante el Padre (Hebreos 2:17); el buen Pastor que da su vida por sus ovejas (Juan 10:11, 14); el Cordero perfecto de Dios (Apocalipsis 13:8); el autor y consumador de nuestra fe (Hebreos 12:2); el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6); y la imagen del Dios invisible (Colosenses 1:15). Ese salvador es más hermoso para nosotros que cualquier trozo de papel colgado en la pared.

En su libro Cordón De Oro, la misionera Amy Carmichael, habla de Preena, una joven indígena que se convirtió en cristiana y vivió en el orfanato de la señorita Carmichael. Preena nunca había visto una imagen de Jesús; en su lugar, la señorita Carmichael oró para que el Espíritu Santo revelara a Jesús a cada una de las niñas, "¿quién sino el divino puede mostrar al divino?" Un día, Preena recibió un paquete desde el extranjero. Ella lo abrió muy emocionada y sacó una imagen de Jesús. Preena inocentemente preguntó quién era, y cuando le dijeron que era Jesús, estalló en lágrimas. Le preguntaron: "¿Cuál es el problema?", "¿Por qué estás llorando?" La respuesta de la pequeña Preena lo dice todo: "Pensé que Él era mucho más hermoso que esto" (página 151).

miércoles, 9 de agosto de 2017

Miércoles 8ª Sem. TRINIDAD; 1º Crón 29, 10-28 // 9 de Agosto de 2017

v. 10 Así pues he decidido hacer un pacto con el Señor, Dios de Israel para que aparte su ira de nosotros v. 11 por consiguiente, hijos míos, no os deis descanso, porque el Señor os ha escogido para que estés siempre a su disposición y le sirváis y para que le ofrezcáis incienso.
v. 28 La comunidad estaba de rodillas, en actitud de oración, mientras el coro cantaba y los sacerdotes tocaban las trompetas. Todo esto duró hasta que se terminó el holocausto.

martes, 8 de agosto de 2017

Lucas 21, 34-37 
34 »Tengan cuidado y no dejen que sus corazones se hagan insensibles por los vicios, las borracheras y las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no caiga de pronto sobre ustedes 35 como una trampa. Porque vendrá sobre todos los habitantes de la tierra. 36 Estén ustedes preparados, orando en todo tiempo, para que puedan escapar de todas estas cosas que van a suceder y para que puedan presentarse delante del Hijo del hombre.
37 Jesús enseñaba de día en el templo, y de noche se quedaba en el monte que se llama de los Olivos. 38 Y toda la gente iba temprano al templo a oírlo.
“Y clamó Asa a Jehová, su Dios, y dijo: Jehová, para Ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas. Ayúdanos, Jehová, Dios nuestro, porque en Ti nos apoyamos y en tu nombre marcharemos contra este ejército.” 2 Crónicas 14:11
Diferencia
Las batallas de la antigüedad siempre fueron terribles. Se ganaba la pelea por aplastamiento. El ejército que más soldados tenía era generalmente el que vencía.  Era tan simple como eso. La vida de un soldado no valía nada.
El pueblo de Israel estaba en un problema muy serio. Un ejército etíope de un millón de soldados avanzaba para atacarlos, y ya estaban muy cerca.
El rey Asa convoca a todas sus tropas y junta quinientos ochenta mil hombres. Apenas la mitad del ejército enemigo. Era una pelea sin esperanzas, no había manera de vencer. Ninguna táctica militar podría lograr una victoria para Israel.
No había aliados a quien llamar, no había manera de conseguir mejores armas, no había chance para lograr un tratado de paz. Solo se podía pelear y perder.
La situación era totalmente desesperante pero en medio de tanta crisis, es sorprendente ver a Asa tranquilo y confiado. En lugar de exasperarse y contagiar el pánico, Asa es un ejemplo de paz. Sus palabras nos dan el secreto de su estado de ánimo. Él confiaba en Dios. Sabía que Dios podía hacer la diferencia. No importaba que el enemigo tenga el doble o el triple de soldados, ni que estuviera solo y sin aliados. Asa sabía que Dios haría la diferencia.
Ora a Dios confiando en su misericordia, y Dios obra destrozando el ejército enemigo, e Israel cosecha una gran victoria, sin pelear. Dios había hecho el milagro de destruir al enemigo.
Puede ser que hoy estés pasando por un momento feo, o que te sientas solo y triste. Quizá no encontrás salida, no hay opciones, el problema parece demasiado grande y no tiene solución, y todo parece muy gris. No te olvides del ejemplo de Asa. Él entregó el problema en las manos todopoderosas de Dios, y confió que Su Solución, que iba a ser la mejor. Dios siempre responde.
No te desalientes, ni te desanimes. Aún en medio del peor de los problemas, Dios puede darte paz. Solo tenés que orar para conseguirlo.
REFLEXIÓN – Dios hace la diferencia.

lunes, 7 de agosto de 2017

Lunes 7 de agosto de 2017, 8º Trinidad. 1Crónicas 22,2-19

David hizo grandes preparativos para la edificación del templo. Luego le dijo a su hijo Salomón que el Señor no le había permitido edificarlo a él porque había derramado mucha sangre en tantas guerras.
v. 11 "Ahora hijo, mío, que el Señor esté contigo y que logres el templo del Señor tu Dios conforme a lo que ha prometido que tú harías v.12 que el Señor te dé inteligencia y sabiduría para que cuando él te encargue el gobierno de Israel, cumplas la ley del Señor tu Dios. v 13 Todo te saldrá bien si procuras cumplir las leyes y disposiciones que el Señor ordenó a Moisés para Israel. ¡Ten valor y firmeza; no te desanimes ni tengas miedo! v. 16 Manos a la obra y que el Señor te ayude. v. 18 18 «El Señor su Dios ha estado con ustedes y les ha dado paz por todas partes, ...
19 Por tanto, hagan ahora el firme propósito de buscar al Señor su Dios. ... "

sábado, 5 de agosto de 2017

Pregunta: "¿Por qué enseñaba Jesús en parábolas?"

Respuesta: 
Se ha dicho que una parábola es una historia terrenal con un significado celestial. El Señor Jesús con frecuencia usaba parábolas como un medio para ilustrar verdades profundas y divinas. Historias como éstas son fácilmente recordadas, las características de los personajes, y el simbolismo rico en significado. Las parábolas eran una forma común de enseñanza en el judaísmo. Antes de cierto punto en Su ministerio, Jesús había empleado muchas analogías gráficas, usando cosas tan comunes que eran conocidas por todos (la sal, el pan, las ovejas, etc.), y su significado era bastante claro en el contexto de Su enseñanza. Las parábolas requerían de más explicación, y en un momento dado de Su ministerio, Jesús comenzó a enseñar utilizando exclusivamente parábolas. 

La pregunta es, ¿por qué Jesús dejaría que la mayoría de la gente se preguntara acerca del significado de Sus parábolas? El primer ejemplo de esto, está en Su relato de la parábola de la semilla y las diferentes clases de suelos donde cae. Antes de que Él interpretara esta parábola, se llevó a Sus discípulos lejos de la multitud. Ellos le preguntaron, “¿Por qué les hablas en parábolas? Y respondiendo Él, les dijo: Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido. Porque a cualquiera que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia; pero a cualquiera que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Por eso les hablo en parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen ni entienden. Y en ellos se cumple la profecía de Isaías que dice:

"AL OIR OIREIS, Y NO ENTENDEREIS; Y VIENDO VEREIS, Y NO PERCIBIREIS; PORQUE EL CORAZON DE ESTE PUEBLO SE HA VUELTO INSENSIBLE Y CON DIFICULTAD OYEN CON SUS OIDOS; Y SUS OJOS HAN CERRADO, NO SEA QUE VEAN CON LOS OJOS, Y OIGAN CON LOS OIDOS, Y ENTIENDAN CON EL CORAZON, Y SE CONVIERTAN, Y YO LOS SANE. Pero dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen. Porque en verdad os digo que muchos profetas y justos desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron; y oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron.” (Mateo 13:10-17).

A partir de este momento en el ministerio de Jesús, cuando Él hablaba en parábolas, se las explicaba solo a Sus discípulos. Pero a aquellos que continuamente habían rechazado Su mensaje, eran dejados en su ceguera espiritual para preguntarse sobre su significado. Él hizo una clara distinción entre los que se les había concedido tener “oídos para oír” y aquellos que persistían en su incredulidad – aunque oyendo, pero nunca percibiendo realmente y “siempre aprendiendo, pero que nunca pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad.” (2 Timoteo 3:7). A los discípulos se les había dado el don del discernimiento espiritual, por lo que las cosas del Espíritu les eran aclaradas. Por haber recibido la verdad de Jesús, se les dio más verdad. Lo mismo sucede ahora con los creyentes a quienes se les ha dado el Espíritu Santo quien nos guía a toda la verdad (Juan 16:13). Él ha abierto nuestros ojos a la luz de la verdad y nuestros oídos a las dulces palabras de vida eterna. 

Nuestro Señor Jesús entendía que la verdad no es una dulce música para todos los oídos. Simplemente porque hay aquellos que no tienen ni interés ni respeto por las cosas profundas de Dios. ¿Por qué, entonces, hablara Él en parábolas? Porque para aquellos con una genuina hambre de Dios, la parábola es un vehículo tanto efectivo como memorable para la transmisión de las verdades divinas. Las parábolas de nuestro Señor contienen un gran volumen de verdad en muy pocas palabras – y Sus parábolas, ricas en imágenes, no son fácilmente olvidadas. Así que, entonces, una parábola es una bendición para aquellos con oídos dispuestos para oír. Pero para aquellos que tienen el corazón y los oídos embotados, que son lentos para oír, una parábola es también una declaración de juicio.

domingo, 30 de julio de 2017

Pregunta: "¿Debería un cristiano estudiar filosofía?"

Respuesta: 
El estudio de la filosofía tiene que ver con el uso de la argumentación racional y el pensamiento crítico para analizar la forma en que los seres humanos piensan, conocen y perciben el mundo que les rodea, tanto el mundo físico como el mundo abstracto de ideas. Preguntas tales como "¿qué es real?", "¿se puede conocer la verdad?" y "¿qué es la belleza?", son preguntas filosóficas. Para los griegos, la filosofía —philosophia—, fue "el amor a la sabiduría". No hay nada de malo con que un creyente en Cristo Jesús ame la sabiduría (Proverbios 4:6; 7:4), y no hay ningún problema con que un cristiano estudie filosofía. El libro del Eclesiastés es muy filosófico, ya que trata con diferentes filosofías del mundo antes de llegar a la conclusión de que una filosofía que teme y obedece a Dios es la mejor (Eclesiastés 12:13).

Un cristiano cree que todas las preguntas relativas a la vida se pueden contestar por la biblia. Sin embargo, la filosofía es un campo de estudio académico fascinante, y, si la mente de un creyente se inclina hacia ella, el estudio de la filosofía puede ser edificante y resultar beneficioso en las relaciones que uno tenga con el mundo. Una comprensión de las diferentes filosofías de los hombres, es una herramienta valiosa en la evangelización. Pablo fue capaz de atraer a los filósofos en el Areópago, debido a su familiaridad con las escrituras griegas (Hechos 17:28), y citó a un filósofo cretense para dejar algo claro en Tito 1:12.

La fe a menudo se ve como una búsqueda "no-intelectual"; es considerada como algo que se entiende con el espíritu y el corazón y, por lo tanto, no necesita dar sentido a la mente racional. Esta idea se remonta a la antigüedad. La cultura griega que es la cuna de la filosofía, no podía entender el mensaje cristiano, que parecía irracional. La predicación de la cruz era necedad para los griegos, según 1 Corintios 1:23. Pablo aquí da a entender las limitaciones de la filosofía humana. La filosofía del hombre nunca podrá llegar a la verdad de Dios por su propia cuenta.

La sabiduría de Dios se revela al hombre cuando Dios le da la mente de Cristo. Sin la revelación de Dios, el hombre en su estado natural no puede entender las cosas del Espíritu de Dios (1 Corintios 2:14-16). La sabiduría no viene de la mente racional y natural, porque la mente del hombre y su razón están caídas; es decir, están afectadas por el pecado. La sabiduría es algo hermoso, poéticamente descrita como el trabajador que está al lado de Dios mientras él creaba el mundo (Proverbios 8:12-31). Para ser verdaderamente capaz de pensar racionalmente, es necesario introducir una persona a la última fuente de la sabiduría, que es Dios mismo. La fe en Dios no es necedad —aunque es percibida de esa manera por quienes confían exclusivamente en la razón —, es más bien lo que informa la razón. "Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía" (Hebreos 11:3). Por la fe, tenemos acceso a la verdadera sabiduría (Proverbios 3:5-6).

Por un lado, el estudio de la filosofía es totalmente inofensivo, es simplemente una manera de entender los conceptos humanos y aprender a pensar críticamente sobre el mundo. Por otro lado, si una persona no acepta la naturaleza caída del hombre como se revela en las escrituras, la filosofía puede convertirse en la afirmación de la razón del hombre como la última fuente de la sabiduría. Cuando las personas confían en su propio razonamiento para que los lleve a la verdad, ellos mismos se van a extraviar. Por esta razón, el estudio de la filosofía está plagado de peligros; los libros están llenos del razonamiento de los hombres inconversos, y el cristiano debe estar alerta. Aunque la filosofía como un campo de estudio es simplemente una herramienta que se puede utilizar para construir argumentos hermosos y esclarecedores basados en lo que Dios ha revelado de lo que es la verdad, o también se puede utilizar para destruir y confundir una mente caída que confía en sí misma y no en su creador.

martes, 25 de julio de 2017

Lucas 17, 20 ..."El Reino de Dios ya está entre vosotros"
La opción personal de cada uno es que Dios reine en uno mismo. Dios reina allí donde se realiza su voluntad. En Jesucristo, Dios realizó su voluntad, no de forma automática, sino por elección del mismo Señor Jesús, y no con poco esfuerzo, sino con mucho dolor y angustia.
Tú puedes elegir que Dios reine en ti, o que siga reinando el enemigo. (Efesios 2, 1-3) "1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,
2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de ESTE MUNDO, conforme al PRINCIPE de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de NUESTRA CARNE, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás."
No hay tercera opción.

sábado, 22 de julio de 2017

Ecclesiastés 5, 1-12

Sábado 20 de Julio de 2017; 2 Trinidad.
Ecclesiastés 5, 1-12// Lucas 17, 1-10 // 2 Samuel 3, 1-11

Ecclesiastés 5, 1-12

"Cuando vayas al templo de Dios, cuida tu conducta: en vez de OFRECER SACRIFICIOS como la gente tonta que no se da cuenta de que hace mal, acércate dispuesto a OBEDECER." v.1
Es versículo afirma lo que Samuel le dijo a Saúl: El Señor prefiere obediencia a sacrificios.

Si nos sorprende la corrupción entre los que gobiernan, es señal de que desconocemos estos versículos:
"8 (7) No te sorprendas si en algún país ves que se oprime al pobre y que se hace violencia a la justicia y al derecho, porque a un alto oficial lo encubre otro más alto, y otros más altos oficiales encubren a estos dos. 9 (8) ¡Y a eso se le llama progreso del país y estar el rey al servicio del campo!" vv. 8-9

En la Palabra de Dios se nos dice que el AMOR AL DINERO es el origen de todos los males ¿Cómo saber si amamos el dinero?
"10 (9) El que ama el dinero, siempre quiere más; el que ama las riquezas, nunca cree tener bastante. Esto es también vana ilusión, 11 (10) porque mientras más se tiene, más se gasta. ¿Y qué se gana con tener, aparte de contemplar lo que se tiene?" v, 10

Ecclesiastés 5, 1-12

Sábado 20 de Julio de 2017; 2 Trinidad.
Ecclesiastés 5, 1-12// Lucas 17, 1-10 // 2 Samuel 3, 1-11

Ecclesiastés 5, 1-12
"Cuando vayas al templo de Dios, cuida tu conducta: en vez de OFRECER SACRIFICIOS como la gente tonta que no se da cuenta de que hace mal, acércate dispuesto a OBEDECER." v.1
Es versículo afirma lo que Samuel le dijo a Saúl: El Señor prefiere obediencia a sacrificios.

Si nos sorprende la corrupción entre los que gobiernan, es señal de que desconocemos estos versículos:

"8 (7) No te sorprendas si en algún país ves que se oprime al pobre y que se hace violencia a la justicia y al derecho, porque a un alto oficial lo encubre otro más alto, y otros más altos oficiales encubren a estos dos. 9 (8) ¡Y a eso se le llama progreso del país y estar el rey al servicio del campo!" vv. 8-9

En la Palabra de Dios se nos dice que el AMOR AL DINERO es el origen de todos los males ¿Cómo saber si amamos el dinero?

"10 (9) El que ama el dinero, siempre quiere más; el que ama las riquezas, nunca cree tener bastante. Esto es también vana ilusión, 11 (10) porque mientras más se tiene, más se gasta. ¿Y qué se gana con tener, aparte de contemplar lo que se tiene?" v, 10

miércoles, 14 de junio de 2017

Escuchando la Palabra de Yahvéh

Mi observación personal es que los políticos hablan de política, los medios de comunicación se hacen echo de lo que los políticos hablan y muchos ciudadanos hablamos de política
Los deportistas, directivos y comentaristas hablan de deporte, en España especialmente el fútbol, y los aficionados también hablan de fútbol.
Cosa parecida acontece con los cantantes, el cine, ...

Pero mi observación es que este comportamiento no se repite entre los cristianos, sobre tema de su fe cristiana, después del culto, o cuando nos encontramos casualmente, o cuando nos llamamos por teléfono o cuando nos asomamos a las redes. 

Decimos que leemos la Biblia a diario y si es cierto, ¿Por qué no compartimos lo que leemos? No es necesario hablara como quien predica o como quien imparte una escuela dominical, ... sencillamente, hacernos eco de lo escuchado, leído.

Hablar por hablar, hablar sin sentido, no merece la pena, pero compartir algo de lo meditado, de lo que me ha impresionado, ¿Por qué no?


Si tienes explicación, respuesta personal recogida de otros, me gustaría conocerla, aquí en el muro o por mensaje personal. Gracias.