miércoles, 14 de junio de 2017

Escuchando la Palabra de Yahvéh

Mi observación personal es que los políticos hablan de política, los medios de comunicación se hacen echo de lo que los políticos hablan y muchos ciudadanos hablamos de política
Los deportistas, directivos y comentaristas hablan de deporte, en España especialmente el fútbol, y los aficionados también hablan de fútbol.
Cosa parecida acontece con los cantantes, el cine, ...

Pero mi observación es que este comportamiento no se repite entre los cristianos, sobre tema de su fe cristiana, después del culto, o cuando nos encontramos casualmente, o cuando nos llamamos por teléfono o cuando nos asomamos a las redes. 

Decimos que leemos la Biblia a diario y si es cierto, ¿Por qué no compartimos lo que leemos? No es necesario hablara como quien predica o como quien imparte una escuela dominical, ... sencillamente, hacernos eco de lo escuchado, leído.

Hablar por hablar, hablar sin sentido, no merece la pena, pero compartir algo de lo meditado, de lo que me ha impresionado, ¿Por qué no?


Si tienes explicación, respuesta personal recogida de otros, me gustaría conocerla, aquí en el muro o por mensaje personal. Gracias.